0

Como Tener La Seguridad Absoluta Que Puedes Confiar En Dios

confiando en Dios

Alguna vez te has hecho la pregunta:

“¿Cómo puedo saber que puedo confiar en Dios?”

Yo, sí. De hecho, tengo que admitir que he estado haciéndome esta pregunta mucho últimamente. Mi vida se está acercando rápidamente a algunos cambios grandes, y cuanto más se acercan, más las dudas, preocupaciones, y temores me perturban. Mi corazón está buscando la seguridad que puedo confiar en Él.

Tal vez te estás haciendo la misma pregunta o tal vez hay una área de tu vida en la cual estás luchando para tener la seguridad que puedes confiar en Dios. Si es usted, quiero compartir contigo algunas cosas para recordarnos que, sí, podemos confiar en Él.

La confianza está basada en el carácter de Dios.

¡Ese es una base sólida! Dios pide que basamos nuestra confianza en Su carácter – quien es Él como Dios. Igual como confiamos en las personas en nuestras vidas basado en su carácter, y esperamos que ellos confían en nosotras basado en la nuestra, Dios quiere que confiemos en Él por la misma razón.

Pero si vamos a confiar en Dios basado en Su carácter, tenemos que conocer Su carácter. Porque si no conocemos el carácter de Dios, lucharemos para confiar en Él. ¿Qué tan fácil es para ti confiar en un total desconocido? Definitivamente es algo que me cuesta hacer a mí.

Por eso Dios nos ha dejado Su palabra – para que podamos aprender Su carácter.

Él no está esperando que confiemos en un total desconocido. Nos ha dado la Biblia para que Él no sea un total desconocido.

Siempre me ha gustado el pastel de chocolate. ¡Riquísimo! Si yo llegaría a tu casa ahorita con un pastel de chocolate recién salido del horno en mi mano, cubierto con un plástico transparente, y te preguntara, “¿Que ves?” Estoy segura que usted saltaría y muy emocionada me dirías, “¡Pastel de chocolate!” También estoy segura de que no me contestarías por decir, “Plástico transparente.” De hecho, probablemente ni te darías cuenta del plástico transparente. (¿Quién pone atención al plástico transparente cuando hay pastel de chocolate?) Estarías tan enfocada en ver a través del plástico transparente al delicioso pastel de chocolate adentro.

Esto es exactamente lo que Dios desea que usted y yo hagamos con Su Palabra. No quiere que simplemente miremos a Su Palabra (el plástico transparente), pero que miremos a través de la Biblia. ¿Por qué? Para que podamos verle a Él (el postre de manzana). Él quiere que estemos enfocadas, no en ver la Biblia, pero en ver la Persona de la Biblia.

Tú y yo tenemos el gran privilegio de ver quien es nuestro Dios a través de la reflexión de Su Palabra. No sé usted, pero eso me da un sentido de maravilla. Dios nos ha dado un asiento en primera fila para observar cómo ha trabajado en las vidas de otras personas.

 La Biblia está llena de historias y situaciones que nos revelan el carácter de Dios.

  • La historia de Abraham nos revela que Dios es fiel para cumplir con Sus promesas. (Gen. 17, Gen. 21:2)
  • La historia de José nos revela que Dios usa todas las circunstancias de la vida, aun las negativas, para cumplir con Su propósito. (Gen. 50:20)
  • La historia de Rahab nos revela que Dios es misericordioso. (Josué 6:25, Hebreos 11:31)
  • La historia de Nabucodonosor nos revela que Dios es soberano. (Dan. 2-4)
  • La historia de Pablo nos revela que Dios tiene el poder para transformar vidas. (Hechos 9)

¡Y la lista puede seguir! A través de estas historias y las otras de la Biblia, podemos venir a conocer el carácter de nuestro Dios. Se pone en exhibición gloriosa a través de las páginas de Su Palabra.

Me encanta lo que dijo C.H. Spurgeon:

“Si deseas conocerle a Dios, tienes que conocer Su Palabra. Si deseas percibir Su poder, tienes que ver como Él obra a través de Su Palabra. Si quieres saber Su propósito antes de que se cumpla, solo lo puedes descubrir por Su Palabra.”

La Palabra de Dios es la clave para conocerle. Y conocerle es la clave para confiar en Él.

Y esto es lo maravilloso:

Cuando escogemos confiar en Dios basado en lo que conocemos de Él, Él nos da la seguridad que busque nuestro corazón.

Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Isaías 26:3

La seguridad viene, no por esperar en una circunstancia, pero por esperar en el carácter de Dios.

Me gustaría terminar con este dicho de Elisabeth Elliot:

“Mi fe debe descansar, no en el resultado que creo que Dios debe resolver por mí, mi fe descansa en quien es Dios. La quietud de mi corazón es el fruto de una absoluta confianza en Dios.”

Hacerlo personal:

¿Estás luchando para saber si puedes confiar en Dios en una cierta área de tu vida hoy? Espero que tomes un poco de tiempo para meditar sobre el carácter de tu Dios.

¿Tienes una historia Bíblica favorita? ¿Qué te revela acerca del carácter de Dios?

Conocer una característica específica de Dios, ¿cómo te ha ayudado confiar más en Él?

 

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply